25 de mar. de 2017

CULTURA

ATAQUE A LISBOA Y DERROTA INGLESA: DEL 26 MAYO AL 16 DE JUNIO 1589





Luis Lomba o Aya, alias Ayón


En el ataque a Lisboa, también les salió todo mal, iban de desastre en desastre, daba igual lo que hicieran, les salía mal, unos auténticos manazas incompetentes, comparados al Duque de Medina Sidonia un año antes. Aunque aquí fue también culpa de la cobardía de Francis Drake.  En Lisboa querían provocar el levantamiento portugués contra los españoles que en aquel momento eran aliados. El plan era que Norreys con sus fuerzas de desembarco atacara por tierra y por detrás - por el Sur de Lisboa - y Drake con su infantería por mar de frente.  


Fortaleza de Peniche

                          
Norreys con sus 10.000 hombres desembarcan en Peniche, al Norte de Lisboa y a unos 90 kms. de Lisboa. Me parece un poco lejos, sobre todo si los propios soldados tienen que cargar con sus materiales y armamentos. Aunque quizás fue debido a la estrategia de ir ganando adeptos portugueses por el camino contra los españoles.

De hecho, solo consiguieron 300 adeptos y unos pocos carros de bueyes, sin los bueyes para el transporte. (Es que esa gente papaba la ostia, eran capaces de comerse los cuernos de los bueyes, joder). Saía mais barato comprarlle un traxe novo a cada un, que invitalos a comer.

En el desembarco Norreys, debido al mal tiempo pierde 14 barcazas y 14 hombres.  Empezaba mal también, pero no era nada comparando con lo que le esperaba.

Se dirigen hacia Lisboa por tierra con sus 10.000 efectivos, pero por el camino tuvo que sufrir una dura marcha hasta Lisboa. Los constantes ataques emboscados de los grupos hispano-lusos con tácticas de guerrilla, Las epidemias que traían de los barcos, el hambre que tenían,  (los hispano-lusos habían vaciado de alimentos, todos los pueblos por donde iban a pasar los ingleses), lo cansados que estaban por todo lo que había acontecido y ahora tenían que transportar todo el armamento y materiales a hombros y sin comer, todo eso causaron cientos de muertos a los ingleses causando su total desmoralización.

¿Y qué pensaban? ¿que íbamos a recibirlos con banderitas de recibimiento como cuando viene un presidente? Nuestro deber era joderlos, ellos venían a matarnos.      
                                                 
También les salió mal que los portugueses se sublevaran contra los españoles, eso realmente no lo esperaban los ingleses, quizás eso haya sido un punto clave para la derrota inglesa.   
                      
Aunque los españoles desconfiaban de los portugueses, hay que decir que fueron fieles hasta al final, si no fuera así, otro gallo hubiera cantado. (Graciñas Portugal, nun esperaba eu menos de vós).

Los portugueses aunque tradicionalmente eran aliados de Inglaterra, estaban hartos de que los ingleses llevaran años saqueando sus costas, sus pueblos de pescadores y atacando a sus barcos pesqueros. (Estaban ata o carallo deles). A vaquiña poro que vale, non?     


Retrato de D. Matías de Alburquerque, pintado por Feliciano de Almeida (1635-1694
Galleria degli Uffizi, Florence

                                 
La guarnición de Lisboa se componía de 7.000 soldados entre españoles y portugueses, (que nun era moco de pavo). Y en el puerto había fondeados 40 barcos de vela bajo el mando de Don Matías de Alburquerque.

También estaban las 18 galeras de la escuadra de Portugal, bajo el mando de Don Alonso de Bazán, hermano del gran e ilustre marino. Los barcos tampoco eran moco de pavo. Todos estaban listos para el combate y sobre todo con muchas ganas de revancha y venganza por el desastre de la Armada Invencible el año pasado, muchos familiares de ellos habían muerto en ese desastre. Los españoles no solo querían defender y derrotar a los ingleses, lo que ansiaban con todo el corazón era matar ingleses, querían  venganza. (Querían corta de cabeza e o carallo).

Cuando las tropas terrestres de Norreys llegan a Lisboa, las galeras portuguesas de Bazán, abren fuego sobre ellos con la artillería y los mosquetes causando cientos de bajas, una matanza, ese fue su primer recibimiento. Los ingleses se refugian en el Convento de Santa Catalina, pero fueron acribillados por la artillería de la galera al mando del capitán Montfrui no teniendo más remedio que escapar del convento y continuar la marcha hacia el castillo bajo un fuego incesante que no paraba de causarle muertos.   
                                                                   
Llega la noche y los ingleses llenos de miedo, montan el campamento en la oscuridad para no ser detectados por las temibles galeras. Pero las galeras hispano-lusas no querían dejarlos descansar ni dormir. (Dormir, na casa ou nas vacacións, equí nun se dorme).  
                        
Pero en la oscuridad, los hispano-lusos no consiguen localizar su posición. (Nun facían nin de cear, carallo).

Entonces Don Alonso de Bazán ordena simular un desembarco haciendo el máximo ruido posible, lo cual provocó rápidamente la alerta, la confusión y el pánico en el campamento inglés que se preparan para la defensa, (pasaron de atacantes a atacados), encendiendo las antorchas y las mechas de los pocos cañones. entonces las galeras hispano-lusas distinguen las mechas y antorchas y “Pau que che criou”, abren fuego sobre el resplandor y el revuelo que provoca de nuevo una nueva matanza entre los ingleses. (Uns parviños que nunha senaban peixe).

Nada, apaga de antorchas y mechas cambio de campamento, (onde non os vexan) y ya comeremos y dormiremos otro día. Estaban cagados de miedo.

Al día siguiente Norreys intenta asaltar Lisboa por el barrio de Alcántara, pero de nuevo las galeras acribillan a los ingleses con los mosquetes forzándolos a dispersarse y “Sálvese quien pueda” y la gran retirada, después de haber sufrido un gran número de muertos.

Y otra vez se refugian en el Convento de Santa Catalina y otra vez los acribillan a balazos obligándolos a salir. (Un pouco masocas sí que eran). (Y no la quieren, y no la quieren, a esta xente hai que zoscarlle). E que se non, nun nos deixan tranquilos. Cuando salían del convento, de nuevo las galeras los acribillan y venga más muertos, (veña outra ves, “patada no peito” “balaso no pescoso” e “corta de cabesa”. Es el único idioma que entienden.  
                                    
Más tarde, los prisioneros ingleses confesarían que las galeras causaron el terror entre las filas inglesas.

Don Alonso de Bazán, decide desembarcar a tierra con 300 soldados decididos a darles una buena tunda al ya maltrecho ejército inglés y le dan duro otra vez.   
                                                        
En esta serie de ataques, combates, asaltos y batallas, había dos cosas elementales:    
                       
1ª.- Los hispano-lusos atacaban tan incesantemente a los inglesesque no los dejaban ni hacer un pis.

Y 2ª: Cada idea, acción, ataque o cada movimiento que hacían los ingleses, terminaba en una catástrofe y en una matanza. La mala suerte los perseguía a cada momento.

Pero ellos ni con esas, se portaban como el típico “Tocahuevos” creo que en gallego se llama “Mazacollóns”, que venga y dale, e insiste, y que no te deja tranquilo y le dices, coño, vale ya joder que yo no me meto contigo, vete con tu mujercita que es más dulce, y nada. (Joder un bó tirón de orellas). Los ingleses aquí se portaron de la misma forma, foron uns “Mazacollóns”.

Toda esta serie de combates y desgracias recayeron sobre las tropas terrestres de Norreys.  

Sir Francis Drake
         
Drake en sus barcos con sus marinos de agua dulce, no se decidía a entrar en combate. Estaba pasivo contemplando como masacraban al ejército de tierra de Norreys. (Seguro que estaba tomando el Sole mío, e o carallo), que peleen los otros. Mientras que Norreys y sus hombres desesperados viendo que Drake no los ayudaba. Hasta eso les salió mal. Lo acusaron muchas veces de cobardía. Drake alegó más tarde que no entró en combate por las fuertes defensas que había en Lisboa. Entonces a que viene a Lisboa. Tenía miedo, estaba acojonado.

Estaba acostumbrado a abordar barcos mercantes y pesqueros indefensos y esto era agua de otro costado. Por desgracia añadida para los ingleses, el 11 de junio entran en Lisboa, (sin ser atacados por Drake) otras 9 galeras bajo el mando de Don Martín de Padilla, con 1.000 soldados más de refuerzos. A los ingleses se les hiela la sangre en las venas y empiezan a cagarse por los pantalones.

A los 21 días del comienzo de la contienda, 16 de junio de 1589, Norreys al ver que el cagado de Drake no les ayudaba y ante la gran cantidad de muertos que tuvo y el poder militar y decisión de las tropas hispano-lusas, ordena el piro, (la Retirada). Inmediatamente se ordena la persecución de los ingleses. Hay que decir que los portugueses se portaron con valentía, pero los españoles querían matar ingleses.                                                    

Según crónicas que leí en otro país, si hicieron muchos prisioneros fue gracias a los portugueses, ya que los españoles querían matarlos a todos. Si bien hubo muchos prisioneros, también hubo muchos cortes de cabezas, una auténtica masacre. Los ingleses también dejaron atrás, “Los documentos secretos del plan de Antonio Crato”.


Monumento a María Pita

NOTAS:  
                                                                                                                  
1: MARÍA PITA: Heroína coruñesa, perdió a su marido en el ataque a A Coruña. Participó en la defensa. Con la espada de su marido muerto, mató a un alférez inglés. Nació en Sigrás-Cambre a 11 km. de A Coruña, en 1565. Murió en 1643 a los 78 años. Fue premiada por El Rey por su valor.                                                                                                
2: INÉS DE BEN: Al igual que María Pita perdió a su marido en la defensa y todos sus bienes. Mató a varios ingleses. No fue premiada. Quedó ciega por las heridas en la defensa. Acabó mendigando de puerta en puerta por un pedazo de pan hasta su muerte. En la actualidad se la conoce como “La Gran Olvidada”.  

3: CAPITÁN JUAN VARELA: Al mando de sus milicias, causó estragos entre los atacantes ingleses. Premiado por El Rey. Se le honra con una calle en A Coruña. 

4: MATÍAS DE ALBURQUERQUE: Almirante portugués de Galeras. Causó una Matanza entre los ingleses.  

5: ALONSO DE BAZÁN: Almirante español, granadino. Hermano del Gran Almirante, Álvaro de Bazán. Defensa de Lisboa y persecución de la flota inglesa.  

6: BARCAZA: Es un barco que carece de propulsión propia. Puede ser de carga o auxiliar. De fondo plano. Fluvial o marítima.                                                                                                
7: LANCHA: Pequeño barco de vela, remos, vapor o motor. Antiguamente era un auxiliar. Actualmente se le llama, lancha motora o de motor.  

8: GALERA: Barco propulsado por la fuerza de los remos y a veces tenían también una o más velas. Aunque inferiores y en desuso frente a los barcos de vela, cuando no había viento eran superiores por los remos. Su armamento era un cañón a proa y aunque no podían tener obviamente cañones por banda, lo suplían con fuego de mosquete, causando verdaderos estragos. Fueron muy eficaces y esenciales en la defensa de Lisboa.

CONTINUARÁ... 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

I PARTE: LA CONTRAARMADA / LA INVENCIBLE INGLESA

Ningún comentario: