9 de dec. de 2016

CULTURA

PEPA A LOBA, HEROÍNA GALLEGA, O FICCIÓN



Autor do retrato de Pepa Loba: Vítor Vaqueiro
Fonte: http://www.culturagalega.org/



 Pepa a Loba, no se sabe con certeza si fue un personaje ficticio o real. Según algunos historiadores, existen testimonios, indicios y pruebas de su carrera delictiva, una carrera que en muchos países no la denominarían delictiva, sino justiciera. Robaba y asaltaba a los ricos, feriantes y personas poderosas y se dice también que lo compartía con los pobres.

  Mataba sin piedad a los violadores de niños y niñas y a los que abusaban de los pobres.Los mataba como si estuviera cumpliendo con su deber y aplicando la Justicia, que era algo que estaba totalmente ausente en el entorno en que vivía.

 Algunos historiadores dicen que nació en el año 1835 en la parroquia de Couso, en el municipio de A Estrada, llamada también, la Tierra del Salmón. A Estrada es también la capital de la comarca de Tabeirós – Terra de Montes en la provincia de Pontevedra. Dicen que era tan pobre, que ni siquiera tenía cama para dormir.                     
                                          
 Su madre era conocida como “La Falucha” y a pesar de su pobreza quería a su hija dándole todo el cariño que podía y compartiendo todo lo poco que tenían.  Se desconocía quien era el Padre, aunque todo el pueblo estaba convencido que el Padre era el hermano del tendero del pueblo, que además de pendenciero, soberbio y fanfarrón, era un violador.

 Pepa, cuando aún era una niña, empezó a trabajar cuidando las ovejas de su tía Dorinda y fue aquí donde recibió el apodo o sobrenombre de PEPA A LOBA, cuando una vez que estaba cuidando de las ovejas, se enfrentó a un lobo con la ayuda de un palo y de su fiel perro Lueiro consiguiendo rechazar al lobo, salvando así las ovejas de su Tía Dorinda. A partir de aquí sería conocida como Pepa a Loba.                                                     

 Ya en su juventud, Pepa a Loba sufrirá lo que va a marcar su vida para siempre, cuando un día un desconocido entra en su casa y viola a su madre, teniendo ella que presenciar la violación. La cara del desconocido se le quedó grabada, lo que no podía suponer, era que se trataba de su propio padre y que ella fue engendrada también por una violación.         

 Su madre quedó embarazada y al cabo de 9 meses muere al dar la luz junto con el bebé, teniendo Pepa de nuevo que presenciar todo este drama y quedando sola, pero la cara del desconocido violador, se le quedó grabada en la mente. (Sin saber que presuntamente era su propio padre).  Su tía Dorinda, pasa a hacerse cargo de ella y la obliga a mendigar por las ferias, trabajar como una esclava en el campo y cuidar de los rebaños.

 Un día la Tía Dorinda decide mandarla a vivir con el tendero del pueblo. (O sea el hermano de su presunto padre), con la intención de convertirla en su “querida” y así poder recibir algún premio económico. (Cona que a pariu, esa puta tía Dorinda dos collóns). Pero el tendero, lejos de hacerla su querida, le coge cariño a Pepa y la adopta y trata como si fuera su hija. Incluso contrata a un estudiante para que se ocupe de su formación y educación.
                                                        
 Pasa que el estudiante y Pepa se enamoran y se hacen novios, con lo cual el tendero, contento, hace testamento a favor de Pepa. La quería como una hija, ella estudiaba, tenía un novio, todo perfecto. Pero por motivos de herencia había suscitado la envidia, rencor y avaricia de su pendenciero y violador hermano.  Al cabo de poco tiempo de hacer testamento, el tendero aparece asesinado con un cuchillo de cocina clavado en su pecho. ¡Ay, las herencias!   Pepa fue acusada, el pueblo sabía mas que sospechaba que ella era inocente, que había sido el propio hermano del tendero, pero su cobardía, el miedo a las represalias del asesino-violador y también según algunos historiadores, el morbo que da culpar a un inocente, hizo que el pueblo cerrara la boca. Falaba solo coa boca pequena.

 En el Juicio su novio fue exculpado, pero Pepa fue condenada a cadena perpetua. Era mujer, estaba sola, las autoridades precisaban un culpable. (Importáballes un carallo se era inocente ou non). El presunto asesino, solía alardear de sus animaladas, sobre todo cuando estaba borracho, dando lugar a que su puta boca no tenía freno. En el juicio parece ser que Pepa reconoció al violador de su madre y sospechoso de haber matado al tendero. Juró venganza.

Y por añadidura este puto cabrón, según el pueblo, era también el padre de Pepa, aunque ella no lo sabía. A Pepa la destinan a la cárcel de Pontevedra, donde permanece algún tiempo. Comprende que no va a recibir ayuda de nadie y menos del clero o las autoridades, sobre todo en aquel tiempo del Siglo XIX, donde imperaba el machismo puro y duro.                              

 Nadie se iba a compadecer de ella, nadie la iba a reclamar, estaba huérfana, maltratada por la sociedad, el destino, las autoridades y el clero.  En esa condena, para las autoridades, era el “chivo expiatorio” perfecto. No se molestaban en buscar al verdadero culpable, para qué? Ya tenían en la cárcel a un juguete, se la torturaba hasta que ella confesara lo que se quería y punto. (Pero bueno, también existe la Ley de Dios).                     

 Pero Pepa era una mujer valiente, con agallas, de acción, no en vano de niña se enfrentó a un lobo obligándolo a escapar, hecho por el cual le llamaban Pepa a Loba. Lo que sucede a continuación, es digno de una película. Una vez en la cárcel, Pepa pide ayuda espiritual del capellán de la prisión y cuando están solos, Pepa golpea al cura dejándolo sin sentido, le sacó la ropa y salió de la cárcel vestida de capellán y el capellán quedó encerrado vestido de Pepa. 

 Algunos historiadores relatan también, que la idea, realmente fue del cura, que parece ser que le dijo: Veña Pepiña, dasme unha ostia na sandía, colle a miña roupa e sai dequí pitando carallos.  Hay que apuntar que siempre hubo y habrá, curas valientes y justos que exponían su vida para salvar a los demás, cuando la Ley vigente de entonces estaba carente de verdadera Justicia. Hay muchos casos en la Alemania nazi y sobre todo en América Latina, donde los curas de allí jugaron no solo un papel de mártires sino que también de hombres valientes.  

 Más tarde Pepa Loba se viste con ropas de hombre y escapa de Pontevedra.  Podía escapar a algún otro sitio de España o al extranjero, pero su sentido de la venganza hizo que se fuera a su pueblo natal en Couso. Quería vengarse de Albeite, el hombre que había violado a su madre, provocándole la muerte en el parto y también por el presunto asesinato del tendero que había sido como un padre para ella, provocando que ella fuera a la cárcel, perdiendo a su novio y arruinando su futuro. Quería vengarse de Albeite y parece ser que ignoraba que el era también su propio padre. Fue mejor así, porque si se llega a enterar, igual le perdona la vida.   Al más puro estilo Oeste, se presenta en la Plaza de Couso, pistola en mano y en compañía de su fiel perro, gritando y reclamando al puto asesino de su madre y del tendero, gritándole que si no salía quedaría como un cobarde y que igualmente iría a por él. 

 Parece ser que Pepa gritaba: “Sal a la plaza, puto maricón de mierda, violador de mujeres y asesino fraticida de ancianos”.  No tuvo más remedio que salir a la plaza. 

 Pepa no se manchó las manos, ordenó a su perro que se avalanzara sobre él matándolo a dentelladas, despedazándolo hasta la muerte.  Así se vengó de la muerte de su madre, del tendero y de todas sus desgracias. Tuvo una muerte horrible, aunque a mi juicio, solo pagó lo que le hizo a Pepa, faltaba por pagar lo de la madre, tendero y etc.  

 Dicen que la venganza, es tomarse la Justicia por la mano de uno mismo. Yo pienso que una venganza en aquellos tiempos puede (o no) ser correcta, mientras que la Justicia Vigente Legislativa en aquel tiempo, podía ser o no ser correcta.  Lo que quiero decir es que la Justicia correcta basada en el Tratado Internacional de los Derechos Humanos, puede ser Legislativa Vigente o no.  Pensemos en los muchos países que no respetan los Derechos Humanos. 

 Pienso que a nadie le gusta que le maten a una madre, que le violen a una hija y que se le acuse de asesinato, en una república bananera o etc. sin que la Ley haga nada al respecto. 

 Nuestro Estado actual, ahora es totalmente diferente, nada con que comparar con el siglo pasado, no hemos vivido esa época, pero si tenemos evidencias de cómo la mujer era marginada. 

 Después de matar a Albeite, Pepa sabía que sería una prófuga toda su vida, asique como muchas otras personas se fue a vivir al monte. Allí forma la banda: “A Cuadrilla de Pepa Loba” una de las bandas de bandoleros mas famosas de la Península Ibérica, con la cual cometen toda clase de robos y asesinatos.  

 La provincia de Pontevedra fue donde la Cuadrilla de Pepa Loba más supuestamente actuó, pero existen relatos que dicen que actuaron en las demás provincias gallegas. Solo asaltaban a gente rica o de alto nivel, como hacendados, empresarios, nobles, pazos, pero sobre todo a los ricos que expoliaban a los campesinos y que violaban a sus hijas y que hacían callar a ciertas autoridades con su dinero. 

 Los ricos la odiaban a muerte, sabían que ella iba a por ellos, sin embargo los campesinos y las gentes pobres, le tenían una gran simpatía y cariño.  Era como una especie de Robin Hood o un Cid Campeador, por fin había alguien que se enfrentaba a los violadores, infringiéndoles miedo e incluso les robaba el dinero. Era la Justicia pura y dura, aunque ilegal. Se sentían identificados con La Banda de Pepa, sus vidas estaban golpeadas por la miseria, por la injusticia, el desamparo, la crueldad, la violación por parte de los ricos de entonces y de pronto veían a la Cuadrilla de Pepa Loba como su liberadora.   

 Los caminos a Ponteareas, los alrededores del Castillo de Villasobroso (Ponteareas/Mondariz), el municipio de O Covelo, eran sitios donde La Banda de Pepa más frecuentaba.

 En la parroquia de A Hermida, municipio de O Covelo, asaltaron muchas veces el Pazo de María Paula. Actualmente este Pazo, está como Museo “Pazo da Cruz”.  

 Parece ser según algunos historiadores, que en otras casas de ricos, que eran buena gente, solo les pedían comida, pero no los asaltaban.


 No se sabe mucho sobre su muerte, hay una versión que dice que murió en la cárcel de A Coruña, donde nuestra querida escritora, penalista y visitadora de cárceles, Concepción Arenal, la conoció, visitó, le contó su vida y escribió sobre ella.  

 Otra versión dice que murió durante un asalto a un Pazo, cuando le echaron aceite hirviendo. 

 Y otra versión se rumorea que Concepción Arenal, durante una visita a la cárcel la conoció, y conmovida empezó a escribir su historia, pero emocionada ante tales injusticias que le hicieron a Pepa, sobornó a gran cantidad de gente del penal o del sistema carcelario para que la dejasen escapar, pagándole y organizándole un billete en un barco con destino a algún lugar de Latinoamérica, proporcionándole un pasaporte y papeles falsos para que empezase una nueva vida.  Para ello Concepción Arenal, se vio en la necesidad de interrumpir los escritos sobre Pepa Loba para no llamar mucho la atención sobre la historia de Pepa y fuese rápidamente olvidada, inventando una supuesta muerte para zanjar el asunto. Y a la vez como medida de protección a los altos cargos de la cárcel que habían estado implicados en la fuga de Pepa a Loba, a partir de ahí imperó la ley del silencio en torno a Pepa, dando lugar a que su persona, poco a poco se fuera convirtiendo en una posible leyenda o ficción.


 Más tarde, cuando murió Concepción Arenal, en sus pertenencias se le encontró los escritos interrumpidos sobre Pepa, pero para esa fecha, Pepa ya estaría establecida en algún lugar desconocido de Latinoamérica y también los altos cargos del penal, ya se habían inventado algunas supuestas muertes sobre ella. Parece ser que estos escritos interrumpidos o no acabados todavía existen.

 Si esta versión es cierta, Concepción Arenal, hizo justicia con una mujer que había sido maltratada, violada, injustamente acusada de asesinato y privada de sus derechos, tanto por la sociedad, como por las autoridades de aquella época, no solo la habían privado de esos derechos, sino que se los habían robado, cuando ella tenía su vida debidamente encauzada, con novio y la herencia del tendero y por supuesto, la propia vida del tendero que la quería como a una hija.

Pepa fue coetánea de Concepción Arenal y de la Reina Isabel II, o sea que vivió en esa misma época, aún así, con tener a una mujer como reina, imperaba el machismo a ultranza y no solo eso, sino que a la mujer se la maltrataba porque sí y ya está.  Pienso que el maltrato aunque anda paralelo, es diferente al machismo. Un país machista y que maltrata, no tiene futuro, todo, sus propias gentes se volverán contra él, irremediablemente. Pero ojo, no nos engañemos, esto también es aplicable al feminismo.

 Según los escritos de Concepción Arenal, Pepa era una mujer guapa, atractiva, apasionada, inteligente, justiciera e implacable con los que le habían hecho daño a ella y a los suyos. Hay testimonios de la provincia de Lugo, que dicen que también estuvo en la cárcel de Monterroso y también en A Coruña estuvo en Prisión.  

 A Pepa Loba, La Justiciera, le dedico un Dicho que no sé dónde coño lo leí, pero se me quedó grabado y dice así: “SI QUEREMOS LA JUSTICIA, PERO NO QUEREMOS DEFENDERLA AÚN A RIESGO DE NUESTRAS VIDAS, ENTONCES TENEMOS YA EL ALMA DE ESCLAVOS HUMILLADOS Y SATISFECHOS Y HABREMOS PERDIDO EL SENTIDO DEL HONOR Y EL CAMINO DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA, Y QUIENES TIENEN ALMA DE ESCLAVOS, ACABAN SOMETIDOS A ALGÚN AMO ASQUEROSO Y MALÉVOLO QUE AL FINAL NOS DESTRUYE. 

´A Concepción Arenal, la mujer olvidada por ser mujer, el ángel de las cárceles, la penalista, la que tuvo el título de Visitadora de Cárceles de Mujeres, la primera mujer de España que implantó el feminismo como medida de defensa ante el maltrato a las mujeres, nacida en Ferrol y fallecida en Vigo, le dedico dos Frases creadas por ella:

1ª: LAS FUERZAS DEL BIEN, NO SE SUMAN, SE MULTIPLICAN.  

2ª: EL HOMBRE O MUJER QUE SE LEVANTA, ES AÚN MÁS GRANDE QUE EL QUE NO HA CAÍDO NUNCA.  

 Es un Tema totalmente copiado de datos históricos y dedicado a Pepa Loba, una mujer maltratada por la sociedad, pero que no se dejó arredrar y que aplicó la Justicia a su manera, una Justicia que en aquel tiempo brillaba por su ausencia.


De Luis Lomba o Haya alias Ayón. 

Ningún comentario: